Global
¿No encontraste tu país?
BWT trabaja con miles de socios en más de 80 países. Por favor, envíenos un mensaje. La persona de contacto adecuada se pondrá en contacto con usted.

Protección de la calefacción

Calor agradable

Protección de la calefacción
La calefacción cuesta dinero. Una sola capa de cal de dos milímetros de grosor sobre los elementos calefactantes de la caldera o en el intercambiador de calor pueden aumentar el consumo energético en un 20%. Con el agua para sistemas de calefacción correctamente tratada de BWT ahorrarás costes derivados de la calefacción y disfrutarás de un servicio eficiente.
Frau genießt wohlige Wärme im Raum Frau genießt wohlige Wärme im Raum

Protección de la calefacción

Sentirse bien

El agua óptima para sistemas de calefacción no precisa aditivos

Está claro: cuando fuera hace frío, dentro es necesario disfrutar del calor. Justo para eso sirve nuestra calefacción. Hay algo que muchas personas no saben: el agua con la que se rellena la calefacción se encarga principalmente de que todo funcione correctamente. Si usamos agua "inadecuada", los depósitos (p. ej., de cal o de barro), la corrosión o el exceso de aire en el sistema pueden provocar averías que conlleven reparaciones caras o incluso una interrupción en el funcionamiento de la calefacción. El agua de calefacción tratada adecuadamente garantiza un funcionamiento eficiente, sin mantenimiento y sin problemas. Esto reduce los costes de la factura y aporta calor.

Así seguro que calienta

¡Ningún problema con la calefacción ni con la garantía!

Rellenar el sistema de calefacción con el agua correcta es decisivo para garantizar su eficacia, comodidad y seguridad.

Eficiencia

¡Cuida tu cartera! Y es que el uso del agua adecuada en el sistema de calefacción garantiza costes más bajos, menor necesidad de reparaciones y un calentamiento eficiente.
Schonen Sie Ihren Geldbeutel!

Comodidad

Disfruta de calor cómodo y duradero. Un sistema de calefacción con una vida útil larga contribuye al mantenimiento del valor de tu vivienda.
Genießen Sie dauerhaft wohlige Wärme!

Seguridad

El agua para sistemas de calefacción BWT sin aditivos favorece al medio ambiente, protege tu sistema de calefacción frente a daños y garantiza que, si lo necesitas, podrás hacer uso de la cobertura de la garantía. Y que, si se usa agua normal y sin procesar en los sistemas de calefacción, la cobertura de la garantía puede verse afectada.
Schützen Sie Ihre Heizung!

Aseso­ra­miento

Estamos encan­tados de ayudarte a encon­trar el producto de BWT que mejor se adapte a tus nece­si­dades. Ponte en contacto con nues­tros expertos de BWT y déjate asesorar.

¿Por qué hay que depurar el agua del sistema de calefacción?

Warum Heizungswasser aufbereiten?
Warum Heizungswasser aufbereiten?

El agua tiene una función deci­siva en el sistema de cale­fac­ción: Funciona como el deno­mi­nado medio trans­misor, que trans­porta el calor produ­cido en la caldera hacia el elemento térmico o hacia la cale­fac­ción por suelo radiante en las viviendas. Durante este trayecto, el agua entra en contacto con prác­ti­ca­mente todos los compo­nentes del sistema de cale­fac­ción: los acumu­la­dores, las bombas o las válvulas. Por eso, ya solo el llenado del circuito de cale­fac­ción es esen­cial para su correcto funcio­na­miento.

El agua correcta elimina las preo­cu­pa­ciones

Durante los últimos años, los sistemas de calefacción son técnicamente más avanzados, pero también más susceptibles a sufrir problemas. Cualquier irregularidad mínima puede producir complicaciones. El agua y las sustancias que contiene adquieren una gran importancia en este sentido. Se consideran esenciales factores como el grado de dureza (también llamado nivel de cal) del agua, el pH y la concentración de oxigeno y sales.

Famosos fabri­cantes de cale­fac­ciones ya reclaman el cumpli­miento de deter­mi­nados valores estándar (p. ej., ÖNORM H5195-1 en el caso de Austria o VDI 2035 en Alemania) en sus términos de garantía. Si no se usa agua proce­sada en los sistemas de cale­fac­ción, la cober­tura de la garantía se puede anular en caso de fallos. Es decir, usar agua correc­ta­mente proce­sada en los sistemas de cale­fac­ción es, sin duda, la deci­sión adecuada. Busca un profe­sional compe­tente espe­cia­li­zado en agua potable de BWT cerca de ti y pídele aseso­ra­miento.

La cal como freno del calor

La cal se depo­sita cada vez más a medida que sube la tempe­ra­tura. Este fenó­meno se conoce, por ejemplo, de los hervi­dores de agua: cuando el agua se calienta, la cal se queda pegada en el fondo a modo de depó­sito blanco. Cuanto más espesa sea la capa de cal, más tiempo tardará el agua en calen­tarse. Esto mismo sucede en la cale­fac­ción. Las capas de cal ejercen un efecto aislante y difi­cultan la trans­mi­sión de calor, es decir, se precisa más energía para que la cale­fac­ción se mantenga cons­tante. La mera presencia de una capa de cal de solo 1 mm de grosor aumenta en un 10 % en consumo ener­gé­tico. Los costes de la cale­fac­ción suben.

Además, las partí­culas de cal diluidas en el agua se pueden distri­buir por el sistema de cale­fac­ción y, por ejemplo, contri­buir a que las válvulas se atas­quen. Asimismo, los depó­sitos son un alimento ideal para las bacte­rias y favo­recen la forma­ción de una pelí­cula bioló­gica que también puede contri­buir a que las válvulas se atas­quen.

Kalk als Wärme-Bremse
Kalk als Wärme-Bremse

Prevención de la corrosión

La corrosión se genera debido a diversos factores y la mayoría de las veces lo hace de manera imperceptible. Un material mixto compuesto por hierro, acero, aluminio y cobre (que es muy común en las calefacciones modernas) genera reacciones electroquímicas y, con ello, corrosión. La forma más conocida en la que se presenta la corrosión es el óxido en el hierro. Además, el pH del agua y el contenido en oxígeno y sales también desempeñan un papel esencial. El agua ácida con un pH inferior al 7 corroe las piezas metálicas. Si el contenido en sales (también denominado conductividad eléctrica) y la concentración de oxígeno es demasiado alta, los procesos de corrosión se aceleran.

Las piezas metálicas que se desprenden de la corrosión pueden acceder al completo sistema de calefacción y afectarlo en forma de barro de corrosión. En el peor de los casos, pueden generarse altos gastos de saneamiento.

Aire en la calefacción

Aunque los sistemas de calefacción sean sistemas cerrados, nunca son completamente estancos. Por ejemplo, puede entrar aire en el dispositivo al rellenar el sistema con agua o a través de juntas o piezas de conexión no estancas. Un punto especialmente propenso a la entrada de aire son las tuberías de plástico por las que pasa el aire en los sistemas de calefacción de suelo radiante.

Por un lado, la excesiva presencia de aire en el sistema dificulta la transferencia de calor, ya que los cuerpos calefactantes no se calientan correctamente. Además, pueden resultar especialmente molestos debido a los ruidos que genera el aire (como goteo o borboteo).

Luft in der Heizung
Luft in der Heizung

Intere­sante

Welcome to the Spanish website of BWT!

It looks like you are from United States. Unfortunately we don't have a local website in your language. Follow the link below to go to the international website or select another country.

Switch to international website

When you close the note or click the link ("continue"), you remain on the Spanish website.

Continue on international site
Choose another country