¿La cal es buena o mala?

Mutter und Tochter im Bad
Mutter und Tochter im Bad
Lamentablemente, esta pregunta no tiene una respuesta clara, porque la cal tiene aspectos positivos y cualidades menos buenas. Comencemos desde el principio, es decir, hechos irrefutables y sólidos.
.

Cal: Solo hechos sólidos

El calcio, presente en el agua como el magnesio, goza de gran importancia para nuestro bienestar físico y nuestra salud. Al igual que los demás minerales, oligoelementos y vitaminas son importantes para nuestro cuerpo, también absorbemos calcio y magnesio a través del agua o a través de una dieta equilibrada de frutas, verduras, pescado, carne y productos lácteos en cantidades adecuadas.

Por un lado, el calcio y el magnesio son buenos para el cuerpo, pero, por otro lado, pueden ser extremadamente molestos e, incluso, problemáticos para la tecnología del hogar. Al fin y al cabo, el agua deposita cierta cantidad de cal por donde pasa, gotea o se encuentra.

Por suerte, existe una alter­na­tiva: el correcto equi­li­brio mineral

Por lo tanto, es esen­cial encon­trar o lograr el equi­li­brio mineral adecuado en el agua para que el agua contenga sufi­cientes mine­rales para noso­tros. Pero tampoco dema­siados para que lo que entra en contacto con el agua de la casa no desapa­rezca bajo una capa de cal gris. Lo cierto es que la mayoría de los hogares en Alemania tienen agua del grifo media a muy dura o, en otras pala­bras, dema­siada cal en el agua.

Por ello, hemos reco­pi­lado los datos más impor­tantes sobre la cal, que debe­rían mostrarte cómo obtener el equi­li­brio adecuado y, por lo tanto, la mejor agua para tu hogar:

1. La cal es una sustancia natural
Desde un punto de vista pura­mente cien­tí­fico, lo que deno­mi­namos colo­quial­mente cal es el compuesto químico carbo­nato de calcio. Dicho compuesto consta de los elementos calcio, carbono y oxígeno. Su fórmula química es CaCO3. La cal aparece como en la natu­ra­leza, por ejemplo, en el agua.

2. El cuerpo nece­sita calcio
La cal en el agua no es mala en sí misma. Más bien al contrario, la Orga­ni­za­ción Mundial de la Salud (OMS) señala la impor­tancia del calcio y el magnesio en el agua para la salud1. Por ello, ¡beber agua es sano!

*1Fuente: WHO, Guide­lines for Drin­king Water Quality, 4.ª edición, Genf 2011

3. El agua dura genera depó­sitos de cal
Cuanto más dura es el agua y, por tanto, más cal hay en el agua, los depó­sitos de cal pueden crearse con mayor faci­lidad. Hablando de hechos sólidos: la dureza del agua cons­ti­tuye la suma de los iones de calcio y magnesio disueltos en el agua y se indica en "grados de dureza alemanes" ("dH"). La dureza se subdi­vide en cuatro rangos de dureza: desde suave hasta muy dura. Su proveedor de agua local puede indi­carte el grado de dureza de tu agua potable o puede realizar una compro­ba­ción de la dureza del agua de BWT. Esto te permite comprobar de forma rápida y sencilla si el agua de tu zona es dura o blanda. Simple­mente haz clic en compro­ba­ción de la dureza del agua, intro­duce el código postal y consulta el resul­tado.

4. Los depó­sitos de cal prefieren el calor
La cal se convierte en un problema, espe­cial­mente cuando el agua se calienta, vapo­riza o remo­lina. porque el calor favo­rece la depo­si­ción de cal.

5. Adiós a la cal gracias a BWT
BWT desa­rrolla tecno­lo­gías para el trata­miento del agua en todas las áreas de la vida. También insta­la­ciones y sistemas que generan agua con equi­li­brio mineral a partir de agua con mucha cal. Por ejemplo, BWT Perla. Todos los sistemas del BWT AQA Perla funcionan según el deno­mi­nado proce­di­miento de inter­cambio de iones. Durante este proceso, los iones de calcio y magnesio se eliminan del agua y se susti­tuyen por iones de sodio: el agua dura se convierte en agua de gran suavidad de BWT. También los sistemas de protec­ción antical de BWT, que garan­tizan agua potable rica en mine­rales con una óptima protec­ción eficiente contra la corro­sión y la cal. Hasta las jarras filtrantes de BWT, que convierten el agua potable, el café y el té en una expe­riencia única sin cal gracias a los cartu­chos de filtrado de agua mine­ra­li­zada con magnesio.

6. Protec­ción antical
Como se ha dicho, el calcio está bien en ciertas ocasiones, pero a veces se debe recu­rrir a medios más duros para desha­cerse de la molesta cal. ¿Por qué? Muy sencillo: porque el agua blanda protege las tube­rías, las calderas y los calen­ta­dores de agua de toda la casa. Incluso elec­tro­do­més­ticos como las lava­doras, los hervi­dores de agua y las cafe­teras duran más sin cal. Otra ventaja, si le dices adiós a la cal en casa: Si lavas, te duchas o limpias con agua blanda, nece­sitas menos deter­gentes y productos de limpieza y, además, también ahorras una buena cantidad de energía. No solo es bueno para el medioam­biente, sino también para la economía fami­liar.

Compartir este artículo:

Visit our international website

Stay on this website