De esta forma, tu ropa quedará suave sin suavizante ni secadora

Baby im rosa Handtuch
Baby im rosa Handtuch
Una prueba muestra cómo la ropa conserva su suavidad a largo plazo, sin secadora ni suavizante. El secreto está en el agua.
.

Ropa suave que se adapta a la piel con deli­ca­deza y deja una sensa­ción ater­cio­pe­lada al secarse: a menudo se termina con las toallas y los jerséis tras algunos lavados.

La colada se ha conver­tido en un verda­dero problema al que se enfrentan muchos hogares varias veces a la semana. Según una encuesta reali­zada por la revista "test", la mayoría de las personas realiza la colada una o dos veces por semana.1.

El problema viene cuando el lavado frecuente de su jersey favo­rito o de las toallas, vuelve las prendas ásperas y desagra­da­bles. No todo el mundo dispone de una seca­dora en casa o no quiere usarla porque le preo­cupa cuidar de la ropa deli­cada. Los suavi­zantes tampoco son adecuados para fami­lias con niños pequeños debido a las fragan­cias que pueden producir asma ni para las personas con conciencia ambiental2. Por ejemplo, la Agencia Federal de Medioam­biente también reco­mienda pres­cindir del suavi­zante "porque aporta productos químicos al medioam­biente". 3

Aun así, no tiene que renun­ciar a la ropa suave. Los resul­tados de una prueba de labo­ra­torio dejan en claro por qué la ropa se vuelve áspera: la dureza del agua resulta deci­siva.

Influencia de la dureza del agua en la colada: comprobada

Para conocer el impacto de la dureza del agua en la colada, las toallas se lavaron en dos lavanderías diferentes: la lavandería 1 utiliza agua blanda y la lavandería 2 utiliza agua dura. Ambas lavanderías lavaron y secaron las toallas azules 50 veces para comparar el efecto de muchos lavados en las toallas. A continuación, los sujetos seleccionados examinaron el tacto y el aspecto de los textiles y los examinadores los comprobaron bajo el microscopio. Además, los examinadores probaron los tejidos en busca de residuos mediante un procedimiento especial. También quemaron las toallas para solo dejar los materiales que pueden convertirse en depósitos.

La prueba demuestra que el agua blanda protege la ropa y ablanda los textiles

Bastaba verlas a simple vista para percibir la diferencia: las toallas lavadas con agua dura parecían mucho más gastadas. Las personas que participaron en las pruebas afirmaron que el tacto era desagradable y que el aspecto de las toallas había cambiado mucho. Con los lavados, perdieron color. De tener un color azul oscuro, pasaron a un azul grisáceo. El número de lavados con agua dura influyó considerablemente en el color del tejido. Además, detectaron residuos de lavado en el tejido que se acumulaban con los lavados.

Sin embargo, las toallas lavadas con agua blanda presentaban un mejor aspecto incluso tras muchos lavados. Incluso bajo el microscopio, apenas mostraron cambios en el tejido y, tras la combustión de sustancias, casi no se detectaron depósitos durante la inspección. En contraste, los valores de las toallas que se trataron con agua dura fueron demasiado elevados e incluso fuera de lo normal tras 50 lavados.
Frau mit Kind wäscht Wäsche
Frau mit Kind wäscht Wäsche
Ropa suave para su familia sin suavizante gracias a los los sistemas de de agua perla de BWT.

La cal vuelve la ropa más dura y gris

El agua dura influye negativamente en su ropa. ¿Por qué? Cuanto más cal esté disuelta en el agua, más dura es el agua. La cantidad de cal en el agua depende de la procedencia del agua. El agua dura y calcárea forma el denominado jabón de cal durante el lavado. Dicho jabón se adhiere a la ropa y se incrusta en las fibras del tejido. Como resultado, la ropa presenta un tacto más áspero y quebradizo. Además, los tejidos se desvanecen, pierden sus colores brillantes y parecen más grises.

"Un desendurecimiento del agua provoca un mejor resultado de lavado a largo plazo, ya que minimiza las incrustaciones de las fibras".
Burnus Hychem GmbH

Ropa suave sin suavizante: una realidad con los sistemas de agua perla

Los ablandadores de agua, como los sistemas de agua perla de BWT, ablandan el agua dura. Dichos sistemas convierten el agua dura en agua perla sedosa mediante un proceso de intercambio iónico. Los científicos de la prueba de laboratorio recomiendan usar agua blanda para lavar la ropa. Los valores ideales oscilan entre 4 y 8 grados de dureza alemana. De esta forma se reduce la formación de jabón de cal y depósitos en la ropa. Los beneficios son evidentes: ropa más suave y limpia sin suavizante. De esta forma, cuidará del medioambiente y de su lavadora. Disfrute durante mucho tiempo de la sensación agradable de la ropa suave sobre la piel.

Pärchen in Decke gehüllt
Pärchen in Decke gehüllt
¿Quiere ropa suave?
¡Déjese aconsejar por los expertos de BWT!

Compartir este artículo:

Visit our international website

Stay on this website